Energía y clima

Usar de manera eficiente la energía proveniente de distintas fuentes es un concepto en el que basamos nuestros esfuerzos para reducir las emisiones de gases que contribuyen al efecto invernadero (GEI).

Continuamos progresando para reducir la energía que requiere el proceso de fabricación de nuestros productos. Fijamos una meta para reducir nuestra intensidad energética (la cantidad de energía necesaria para hacer un producto) en un 10 % para el 2025 en comparación con el 2005, año que tomamos como referencia inicial. En 2014, ya alcanzamos más del 60 % de este objetivo y redujimos el uso de energía por unidad de producción a 61,0 gigajulios/tonelada métrica (GJ/TM) de producción.

Estos logros se obtuvieron a través de la continua implementación de iniciativas de excelencia operativa en nuestras plantas, la introducción de más plantas con uso eficiente de la energía y la implementación continua de procesos de recuperación de energía que reutilizan la energía de residuos tanto en nuestras plantas como en las instalaciones’ vecinas. Como resultado de estos esfuerzos, nuestras instalaciones de negro de humo son exportadoras netas de energía y producen más de 3700 terajulios (TJ), lo suficiente para abastecer 100 000 hogares al año.

Cambio climático

El cambio climático debido a las emisiones de GEI continúa siendo uno de los problemas más complejos que debe enfrentar nuestra industria. Hemos estado trabajando para reducir la intensidad de las emisiones de GEI de nuestras emisiones de alcance 1 y alcance 2 un 20 % para el 2025 en comparación con el 2005, nuestro año de referencia. En el 2014, redujimos la intensidad de nuestras emisiones de GEI un 4,3 % desde nuestra base de referencia del 2005 y alcanzamos el 23 % de nuestro objetivo.

El progreso hacia el logro de nuestra meta se está consiguiendo mediante la reducción de las emisiones directas y el aumento de la eficiencia general de nuestras operaciones. Aunque no tenga relación directa con nuestra reducción de GEI, nuestra venta de vapor y electricidad a organizaciones externas ayuda a compensar su dependencia de combustibles fósiles, lo que reduce sus emisiones de GEI y beneficia al medio ambiente en general.