Baterías

Los ingenieros y diseñadores de baterías avanzadas de plomo y ácido y de iones de litio (Li-Ion) usan nuestros aditivos de rendimiento para mejorar la durabilidad y el rendimiento de las baterías para vehículos híbridos y eléctricos, los productos electrónicos de consumo, las herramientas eléctricas y el almacenamiento de electricidad en la red.

Batteries

Estas aplicaciones instan a los fabricantes de baterías a brindar niveles cada vez más altos de rendimiento y durabilidad, mientras que al mismo tiempo reducen los costos totales del sistema. 

Aditivos de carbono

Nuestro catálogo de aditivos de carbono permite a los desarrolladores de baterías lograr una eficiencia lo más alta posible en cada uno de los materiales activos, lo que promueve una alta entrega de energía y densidad de energía en las baterías de Li-Ion y extiende el ciclo de vida útil y la aceptación de carga en baterías de plomo y ácido. Nuestros aditivos de carbono también se utilizan en ultracondensadores, baterías de combustible, baterías de litio-aire y otros dispositivos de almacenamiento de energía.

Nuestros aditivos de rendimiento de carbono PBX™ para baterías avanzadas de plomo y ácido pueden usarse para abordar la sulfatación, que es el factor principal de limitación para extender la vida útil y el rendimiento en aplicaciones avanzadas como la función de “arranque y detención” en vehículos microhíbridos y las aplicaciones industriales que requieren “operaciones parcialmente cargadas”. 

Aditivos conductores

Ofrecemos productos de sílice pirógena de grado de batería que pueden extender la vida útil y el rendimiento de las baterías de plomo y ácido que se usan en las bicicletas eléctricas y en las aplicaciones de respaldo. Nuestros aditivos conductores LITX™ para las baterías de iones de litio promueven una densidad de energía más alta y un superior ciclo de vida útil en aplicaciones con alto consumo “de energía” como las herramientas eléctricas, los vehículos eléctricos híbridos y los híbridos enchufables, y algunas aplicaciones electrónicas de consumo de alta calidad. Además de los productos de carbono conductores, también ofrecemos aditivos basados en grafeno que pueden mejorar la densidad de la energía de las baterías de iones de litio y extender la vida útil de las baterías de plomo y ácido.

Almacenamiento de energía

El carbono activo se usa en baterías de celda seca (celdas de despolarización de zinc y oxígeno). La despolarización en elementos secos se basa en el principio de actividad catalítica en la superficie interna del carbono activo. Estas baterías se usan en aplicaciones como cercas eléctricas en sectores agrícolas y señales de tránsito, y requieren de una alta densidad de energía y una baja salida de energía durante un largo período. La vida útil de estas celdas es larga, ya que se produce muy poca autodescarga o ninguna en absoluto. Nuestros carbones activos ofrecen un alto nivel de porosidad que, para los fabricantes de baterías, se traduce en un alto rendimiento, una baja densidad de energía y un bajo peso.